Reforma integral en el Barrio Salamanca

Se puso especial atención al diseño y a los conceptos. Una de las singularidades de esta remodelación es que en todos los suelos se ha puesto tarima.

En la carpintería se hicieron combinaciones muy logradas, que sumado a la cocina y al lacado en negro de las paredes de la entrada, consiguió crear una estética singular y extraordinaria.

Para darle un toque minimalista al diseño del inmueble, se hicieron rodapiés invertidos a los que se les añadió un rodapié de latón para potenciar más el efecto.  Además, todos los baños se dejaron abiertos a las habitaciones. Estos se hicieron todos en negro marquina apomazado a medida. En el cuarto de baño principal se colocó una bañera exenta en islote recubierta del mismo mármol y junto a una ducha de obra. Con la intención de simular un bloque de piedra, todos los lavabos se fabricaron en el mismo material.

Siguiendo la estética clásica moderna del proyecto, se combinaron estos elementos con cornisas de escayola y se colocaron puertas invisibles a medida para que quedaran completamente ocultas y se vieran las paredes negras de antracita.